Cinco formas de preparar una Hamburguesa Mastodonte - La Crianza

La teoría de la Mastodonte es que tienes permiso para combinarla con lo que quieras, pues ya tienes el ingrediente más importante de todos: 185 gramos de la más exquisita carne de vacuno. Por lo mismo, queremos que le saques todo ese sabor ancestral, potenciándola con los ingredientes más originales. Sé el más creativo y prueba diferentes recetas para preparar una Mastodonte ¡Aquí te damos 5 ideas! Hamburguesa Mastodonte Cuatro Quesos: Una bomba… ¡pero de sabor! Raya un poco de queso Gruyère,  Gouda y Suizo… agrégale unas láminas de Cheddar y ¡listo! La perfecta combinación hamburguesa/queso que existe en la tierra. Hamburguesa Mastodonte y huevo frito: Fríe un huevo –o dos, si prefieres-, y agrégalo encima de tu Mastodonte. Puedes añadirle un buen puñado de cebolla frita acaramelada y unas hojas de lechuga hidropónica para darle un toque de frescura. ¡Delicioso! Hamburguesa Mastodonte con tomates deshidratados y albahaca: Los puedes encontrar en el supermercado, le agregas un poco de aceite de oliva, le añades unas hojas de albahaca, cebolla morada fresca y un toque de mayonesa casera. ¡Súper gourmet! Hamburguesa Mastodonte con Mostaza y Rúcula: Invierte en una buena Mostaza Dijon y vas a ver cómo combina a la perfección con la Mastodonte. Agrégale unas hojas de rúcula, tomates frescos y palta, y obtendrás una fórmula exquisita para disfrutar tu hamburguesa milenaria. Hamburguesa Mastodonte con papas hilo y romero: Fríe un puñado de papitas hilo, ponlas encima de tu Mastodonte, añade un poco de romero, sal…y ¡listo! ¡Simple y muy rico!

Compartir