Ruta del pan: ¿Disfrutemos de un “pan pita”? - La Crianza

Delgado y de un sabor particular. Cada vez gana más adherentes entre todo tipo de público, porque – en pocas cantidades – engorda menos que otros. Ideal para acompañarlo con té, jugo o café. Así es, hablamos del “pan pita”, un pan originario del Medio Oriente, que se consume frío o caliente, cortados al medio y que se puede rellenar con nuestra exquisita línea de jamones La Crianza. ¡Simplemente delicioso! De forma chata, ya que se deja levar por muy poco tiempo, el “pan pita” también tiene su versión integral, para las personas que quieren cuidar más su figura. Sea esta o la tradicional, lo puedes hacer tú mismo… Aunque no lo creas. Para esto necesitas 500 grs. de harina de trigo (o integral), 30 grs. de levadura prensada o de panadería, una cuchara chica de sal marinada sin refinar, un vaso de agua templada y una cucharada sopera de aceite de oliva. Ya teniendo todos los ingredientes, tienes que amasar todos los ingredientes hasta lograr una masa fina, siempre bajo una superficie con harina. Posteriormente debes dividir la masa, y formar unas bolas de unos 50 gramos aproximados, las cuales se tienen que volver a amasar y dejarlas reposar unos 30 minutos. Luego, tienes que aplastar y estirar cada bola hasta lograr una tortilla redonda de unos 20 centímetros. Colócala en una tela enharinada y deja reposar hasta que alcancen cerca del doble de su volumen. Ya pasado ese proceso, mételas al horno (previamente calentado a unos 220 grados), sobre una bandeja aceitada, para que estas no se peguen, alrededor de unos 10 minutos. Luego de eso tendrás unas ricas “pan pitas” caseras para disfrutar. Ya lo sabes, una rica alternativa que te dejamos en la “Ruta del Pan”. Y cómo no, si podemos disfrutar de nuestras propias “pan pitas”, rellenas de los más ricos productos que tiene siempre La Crianza. ¡Disfrute!

Compartir